Implantes dentales

En los últimos años, los implantes dentales se han convertido en la solución más recurrida y utilizada para aquellos pacientes a quienes les falta una o varias piezas dentales. Es la mejor solución ya que el paciente puede conseguir un diente muy similar al suyo, sin que se note que es artificial.

Existen diferentes tipos de prótesis que son soportadas con implantes dentales, desde dientes unitarios o estructuras de varios dientes hasta prótesis removibles.

Primero que nada, el especialista debe realizar un estudio de cada paciente. Para ello serán necesarias radiografías para ver como está el hueso y ver si es necesario hacer un injerto óseo, garantizando así al paciente que el implante se colocará correctamente y será una solución factible a su problema.

En este estudio se deberá analizar a su vez el estado de las encías ya que una enfermedad periodontal durante el tratamiento puede ocasionar muchos problemas al paciente e incluso al implante con el tiempo.

Después de la cirugía y de la puesta de los implantes, el paciente deberá esperar un promedio de 3 meses para que cicatrice todo bien antes de poner la corona de porcelana. Durante esos meses, el paciente deberá acudir a revisiones mensuales para limpiar la zona y llevar un control exhaustivo del estado de la boca tras la operación. Una vez colocada la corona se recomienda un buen cuidado y limpieza bucal diaria para evitar infecciones, así como revisiones anuales para asegurarnos del buen estado del implante.

Si queréis más información al respecto, os animamos a que os paséis para solicitar información y presupuesto.